¿Que paso con el asesinato de Kennedy?

El dia 22 de noviembre del año 1963 el presidente de aquel entonces de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy fue asesinado en la plaza Dealey de Dallas, Texas. Kennedy se encontraba alli por su gira electoral para las elecciones presidenciales que se realizarian el año siguiente y la idea era hacer ese viaje en una limusina descapotable, lo cual fue una pesima idea para llevar a cabo en un lugar donde cualquiera puede comprar un arma de fuego.

En los días anteriores a que se realizara la visita del presidente habían sido repartidos por la ciudad más de 5000 carteles con la foto de Kennedy (de frente y de lado, como los fugitivos) con la inscripción: “se busca por traidor”. Para sus opositores de la extrema derecha el estaba vendiendo el país a los comunistas y a los negros. El mismo día del atentado,estos grupos,compraron una hoja entera de publicidad en el diario derechista de la ciudad, el Dallas News, en la que se criticaba duramente al presidente.

También hacía poco tiempo que el representante norteamericano en la ONU, Adlai Stevenson, había sido agredido en Dallas por grupos de ultraderecha en el día de las Naciones Unidas, porque acusaban al gobierno de EEUU de haberse vendido a la ONU, “instrumento de los comunistas”.

Parece extraño que Servicio Secreto encargado de la protección presidencial, el FBI y la Policía de Dallas, pasaran por alto las minimas medidas de seguridad que incluían un viaje en un vehículo totalmente descubierto, un cambio temerario de ruta, la inexistencia de agentes en toda la Plaza Dealey,la no vigilancia sobre numerosas ventanas abiertas durante todo el trayecto, etc. Los propios manuales del Servicio Secreto concernientes a la protección presidencial en los itinerarios indicaban el peligro de pasear al presidente en un vehículo descapotado por una ciudad tan hostil. En caso de haberse realizado, como se hizo, deberían haber habido agentes de seguridad y del Servicio Secreto  en los puntos estratégicos del cortejo, como sucedía en todos los viajes presidenciales.

Según la Comisión Warren, Oswald, un comunista convencido, procastrista, ex-desertor en la URSS, había sido el único asesino, disparando tres tiros contra el presidente desde el 6º piso del Almacén de Libros.

Segundos después del atentado,los testigos corrieron hacia el montículo de hierba donde habían oído disparos. La policía de Dallas realizó varias detenciones de vagabundos sospechosos, pero ninguno de ellos ingresó en comisaría. Acababa de ser asesinado el presidente y esos sospechosos desaparecieron . No fueron identificados ni interrogados.

El presidente ingresó en el Hospital Parckland Memorial de Dallas pocos minutos después del atentado e inmediatamente el vicepresidente Johnson ordenó que la limusina, manchada de sangre y llena de pruebas, fuera limpiada por los agentes del SS en el aparcamiento de ambulancias del hospital (ver foto).

Los médicos de Dallas que examinaron el cuerpo determinaron que la bala que Kennedy había recibido en el cuello era una bala entrante, realizada de frente y que, por tanto, más tarde entraría en contradicción con la teoría oficial de la CW. Legalmente, según la Constitución y las leyes del Estado de Texas, la autopsia debía haber sido realizada en Dallas, pero de repente estalló una discusión entre los médicos del Parckland y el SS sobre la custodia del cuerpo. Los hombres del Secret Service tomaron el cadáver por la fuerza y lo embarcaron en el avión presidencial rumbo a Washington, para realizar allá la autopsia oficial. Cabe recordar que en el trayecto se produjo la toma de posesión al nuevo presidente Lyndon Baines Johnson y fue en ese momento, durante 20 minutos, el único instante en el que Jacqueline Kennedy se separó del cuerpo de su marido. 

(plano del itinerario real de la caravana presidencial 22/11/63)

La investigación tiene muchísimas rarezas de por medio y cosas inconclusas. 48 horas después de la detención del sospechoso, el domingo, Oswald fue trasladado a la Prisión de Dallas para “una mayor protección”, puesto que habían habido amenazas de muerte contra él. Mientras era escoltado por la policía de Dallas un hombre salio de la multitud de periodistas y lo asesino ante los ojos de todo el mundo.

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *