Takuu, la isla que desaparece bajo el mar

Esta es una noticia que parece alucinante al principio pero que es muy preocupante y debería llevarnos a pensar que estamos haciendo con nuestro planeta y como lo estamos destruyendo provocando el calentamiento global.img_cvillalonga_20160115-194545_imagenes_lv_otras_fuentes_takuu-kErG-U301434841856Q5G-992x558@LaVanguardia-Web

La isla coralina  de Takuu se encuentra situada en Papua Nueva Guinea a 250  kilómetros de Bougainville se esta hundiendo poco a poco bajo el mar a causa del cambio climático y sus quinientos sesenta habitantes cada vez encuentran mas difícil y riesgosa su vida en la isla.

Los misioneros y los investigadores tienen prohibido ir a la isla, mientras que los habitantes de Takuu no quieren abandonar sus hogares y quieren permanecer leales a los suyos y a sus creencias a pesar que desde el año 2005 ya se sabe el futuro de la misma. Los habitantes de la isla necesitan la cercanía de los espitus, quienes ellos creen hace tiempo levantaron la isla con los huesos del océano y de los antepasados y que desde ese entonces protegen su isla ubicada a un metro sobre la superficie del mar. Las mareas no dejan de ascender y el viento de soplar, y la isla cada vez se hunde mas y mas. Todo esto es resultado del movimiento de las placas tectonicas que rozan entre si junto a la acción del cambio climático que empeora aun mas las cosas.PNG_Takuu

No solo cada vez tienen menos superficie, sino que el mar se va comiendo todo a su paso, sala las aguas subterráneas, y las plantas se marchitan dejando sin comida suficiente a sus habitantes. Los mas ancianos son quienes mas rotundamente se niegan a abandonar su hogar ya que no creen que la isla se vaya a hundir, construyen diques, amalgaman raíces, arenisca y piedras para depositar en las orillas que se ven mas amenazadas por el avance del mar, no dejan de rezar a sus espiritus protectores y piden ayuda a sus antepasados.

El pronostico es desfavorable, y aunque sea difícil aceptar por quienes han pasado su vida entera en la isla, inevitablemente la misma se va a hundir ya sea en un mes o un año. Por lo pronto los mas jóvenes del lugar no se detienen a pensar mucho sobre lo que esta sucediendo o lo que puede sobrevenirles, solo se limitan a beber leche de coco fermentada por la acción del sol. Cuelgan de las ramas de los arboles botellas de plástico para producir el licor y lo toman día a día.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *