¿Que paso con el atentado de las torres gemelas?

 

En la mañana del martes, del día 11 de septiembre del año 2001,  un avión Boeing 767 de las líneas aéreas American Airlines chocó contra la Torre Norte del World Trade Center de Nueva York. Llevaba 92 pasajeros a bordo y había sido previamente secuestrado por terroristas islámicos que tomaron el control de la nave y la estrellaron contra el edificio. El rascacielos, de 110 pisos, sufrió el impacto a la altura de la planta 80 aproximadamente. En aquel momento había en la torre más de 25.000 personas trabajando en los diversos negocios que se ubican en el edificio o haciendo una visita turística.

 

Se calcula que en el momento del impacto murieron varios cientos de personas y muchos cientos más quedaron aisladas por encima del piso 80 a la espera su muerte inevitable. Inmediatamente llegaron centenares de bomberos y policías para tratar de evacuar a la mayor cantidad de gente posible, al mismo tiempo que miles de litros del combustible del avión bajaban ardiendo por los huecos de las escaleras y los ascensores arrasándolo todo.

 

Mientras tanto las otras 25.000 personas se encontraban en la Torre Sur mirando alucinadas el drama que estaba sucediendo en el edificio vecino, cuando otro avión, también secuestrado por terroristas islámicos y con 65 personas en su interior, se estrello  contra la planta 50 de su propio edificio provocando otra impresionante masacre. ataque-torres-gemelas-estadosunidos

 

El avión entró por el piso 50 de la Torre Sur y, una vez dentro, explosionó con terrorífica violencia, esparciendo por el interior del edificio el ardiente queroseno que en aquel momento llenaba sus tanques hasta los bordes.

 

Las personas que se habían quedado aisladas por el fuego pedían socorro desesperadamente a través de las ventanas rotas, tratando al mismo tiempo de alejarse de la atmósfera viciada por el humo contaminante que llenaba el interior del edificio.

 

Muchos fueron los que prefirieron morir lanzándose al vacío, antes que morir abrasados por el fuego o la asfixia.

El plan original de Al Qaeda, grupo que se responsabilizó por el ataque, era estallar 10 aviones contra: las Torres Gemelas, el Pentágono y del Capitolio, los cuarteles generales del FBI, de la CIA, centrales nucleares sin identificar y edificios más altos de Los Ángeles y Seattle. Osama Bin Laden consideró que la operación era demasiada compleja.

Más de 66,000 personas en 50 estados, han recibido tratamiento sobre trastornos pulmonares por personas presentes en la ciudad durante los atentados terroristas. Otro número considerable ha recibido tratamiento psicológico.

 

No dudes en dejarnos tu comentario!

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *